20:34 / DESMANTELA PGJ PELIGROSA ORGANIZACIÓN DELICTIVA DEDICADA AL SECUESTRO

PUEBLA, PUE. Labores de inteligencia e investigación por parte de la Unidad Especializada en la Investigación y Combate al Delito de Secuestro de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Puebla, en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública estatal, Policía Federal, Procuraduría de Justicia del Estado de Veracruz y el Ejército Mexicano, permitió desmantelar una peligrosa célula delictiva integrada por siete sujetos que tenían secuestrada a una pareja de empresarios poblanos a quienes mantenían cautivos en un motel de la población de Río Blanco, Veracruz.

Las personas que fueron detenidas tanto en territorio poblano como en el estado de Veracruz son:

  • Ernesto Márquez Cruz, alias “El Chuleta Ahumada”; de 23 años de edad, originario de Río Blanco, Veracruz; con domicilio en Orizaba, de escolaridad licenciatura trunca.
  • Fernando Haro Pérez, de 40 años de edad, originario de Puebla, con domicilio en la colonia Aquiles Serdán de esta ciudad, de escolaridad secundaria.
  • Julio César Hernández San Juan, alias “El Buker”, de 31 años de edad, originario y con domicilio en el Estado de México, de escolaridad secundaria trunca.
  • Israel Ramírez Fernández, alias “El Chuleta”, de 26 años de edad, originario de Orizaba, Veracruz y con domicilio en la población de Río Blanco, de escolaridad secundaria.
  • Roberto Romero Vázquez, alias “El Frijolito”, de 34 años de edad, originario de Salina Cruz, Oaxaca, con domicilio en Córdoba, Veracruz, de escolaridad secundaria.
  • Israel Cruz Arruti, alias “El Can”, de 26 años de edad, originario y con domicilio en Río Blanco, Veracruz, de escolaridad bachillerato.
  • Daniel Contreras Leyva, alias “El Benny”, de 32 años de edad, originario y vecino de Río Blanco, Veracruz, de escolaridad secundaria.

De acuerdo a las indagatorias, los detenidos operaban en diferentes puntos de la autopista Puebla-Veracruz bajo el siguiente

Modus Operandi:

Seleccionaban a sus víctimas en el tramo carretero de Esperanza-Orizaba, Cuacnopalan y la ciudad de Puebla, tomando en cuenta que sus vehículos fueran principalmente último modelo, utilizando una camioneta que funcionaba como “muro” para detener la marcha de las unidades y poder amagar y someter a las víctimas.

Los detenidos obligaban a las víctimas a descender de los vehículos, amagándolos con armas largas y cortas, sin importar que los conductores fueran acompañados. Posteriormente eran trasladados a un hotel de paso que utilizaban como casa de seguridad, ubicado en Río Blanco, Veracruz, donde otros integrantes de la banda delictiva se encargaban de la vigilancia de las víctimas, así como de procesar la información del Modus Vivendi  de las mismas, con la finalidad de iniciar comunicación con los familiares, a quienes exigían dinero en efectivo, así como el endoso de facturas de sus vehículos.

Cabe destacar que Israel Ramírez Fernández, alias “El Chuleta”, comandaba esta célula, la cual obligaba a las víctimas, a firmar cheques, entregar tarjetas de crédito, debito e identificaciones, con la finalidad de robar dinero de sus cuentas bancarias.

Una vez efectuadas las transacciones bancarias y al lograr obtener las facturas de vehículos endosadas, las víctimas eran liberadas en diferentes puntos de la autopista Puebla- Veracruz. En algunos casos, los integrantes de la banda de secuestradores les quitaban el calzado a las víctimas, para evitar que estas acudieran inmediatamente ante alguna autoridad.

Bajo este Modus Operandi, el día 29 de noviembre del año en curso, secuestraron a tres médicos, quienes viajaban a bordo de un vehículo, cuando regresaban de trabajar del estado de Veracruz, incluso dispararon en contra de uno de ellos, quien logró darse a la fuga. En este caso, despojaron a las víctimas de sus pertenencias, identificaciones, tarjetas bancarias, y cobraron una suma de dinero para posteriormente dejarlos en libertad el día 1 de diciembre.

De acuerdo a nuestras investigaciones, estas personas secuestraron además a un estudiante de Tehuacán, el 25 de noviembre del año en curso. En esta ocasión al ser descubiertos por la policía, dejaron al estudiante en un motel y se dieron a la fuga con rumbo a Río Blanco.

Bajo este Modus Operandi, se tiene conocimiento que la célula delictiva realizó al menos otros cuatro secuestros en nuestra entidad que no fueron denunciados ante las autoridades.

En las próximas horas, la Procuraduría General de Justicia, ejercitará acción penal en contra de estas personas, acusadas por el delito de privación ilegal de la libertad, en su modalidad de secuestro, por lo que serán puestas a disposición de la autoridad judicial competente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: